Preparación de los Buriles


Los buriles son herramientas de corte pequeñas que se utilizan para la colocación de piedras, texturizar, eliminar rebabas y aplicar adornos decorativos como también el grabado tradicional a mano. Los pasos necesarios para preparar buriles nuevos incluyen el montaje, el dimensionamiento, la configuración, el afilado y el almacenamiento adecuado.

Los buriles se encuentran entre las herramientas más importantes y útiles en el banco de un joyero. 

La falla en la preparación y el mal mantenimiento de los buriles, no solo presentan un peligro, sino que también afecta la calidad del trabajo, la técnica y la eficiencia del tiempo.
Pasos para la preparación de los buriles

            Los buriles están disponibles en una variedad de formas. En general los joyeros de banco utilizan con mayor frecuencia la forma onglette , de fondo plano, redondo, de cuchillo y de lineas. Cada forma se suministra en seis o más tamaños dependiendo de la aplicación. Los tamaños de asas o mangos también están disponibles en el mercado. Para esta demostración en la preparación del buril, utilizaremos un manguito (asa) de bola redonda bastante común.


                                        Los buriles no vienen listos para su uso tal como se suministran. La preparación de un buril incluye modificación,(largo) montaje y afilado. La mayoría de los buriles de buena calidad traen una marca en un costado. La identificación revela además que está hecho de acero de alta velocidad (HSS) y tiene una forma de onglette. La forma del buril se visualiza en su punto.

  
        
                  El primer paso para montar el buril es reducir el tamaño de la espiga en una máquina de esmeril, o amoladora de banco estándar. También se rectifica el punto en el extremo de la lengüeta para facilitar el montaje. Se hace un orificio aproximado de 3/16 de pulgada en la empuñadura de bola redonda, alrededor del 60% de su profundidad. Coloque el buril en un tornillo de banco y usando un martillo, golpee el mango y hágalo bajar.

            





                        Después de que esté montado, coloque la herramienta (buril) en la palma de su mano. Marque el buril más allá de la punta de su dedo.

            



                   


       Coloque la herramienta en el tornillo de banco, y exponiendo la punta (hasta la marca que hiso anteriormente) trozo que se va a quitar. Usando un martillo, rompa la punta del buril. Para este paso, debe usar gafas de protección o de seguridad y golpee la punta en una dirección lejos de usted. No hagas esto en una habitación con otras personas.

          



  
                Para reducir el área que requiere afilar y pulir (el extremo de corte), remueva aproximadamente dos centímetros y medio de la porción de longitud con máquina de esmeril o amoladora. Periódicamente sumerja el buril en agua periódicamente para mantenerlo frío durante este paso por el disco de piedra. El sobrecalentamiento causará la pérdida del temple de la herramienta (la herramienta viene templada de fábrica).

            

                
              Estando completa la forma, se sigue con el último paso que es el ángulo que lleva la configuración del buril, este llevará un ángulo de 45 a 60 grados en la punta del buril, estando el ángulo ya hecho viene el proceso de afilado.

            




                    Un disco de cerámica usado con el taladro colgante es suficiente para  quitar las marcas que quedaron al usar la piedra gruesa, así vamos preparando la zona de afilado. Estos pequeños discos de pulido  se pueden usar a 28,000 rpm. por lo que son ideales para usar con el motor Foredom, que brindan bastante velocidad.La mayoría de los ejes flexibles brindan una velocidad máxima de solo 15,000 a 18,000 rpm. Que hacen un poco más demoroso el proceso..

          



         

               Para ajustar bien el ángulo, se utiliza la piedra de banco de India (piedra gruesa de asentar) y crear un ángulo preciso de 45 a 60 grados. Luego, se usa una piedra natural o piedra de Arkansas (piedra de asentar fina) para crear el filo final. El aceite es esencial en la lubricación de la superficie de la piedra para facilitar el proceso de afilado. Después de cada paso de afilado, entierre con la mano la punta del buril en una pequeña pieza de madera dura (como su estaca de banco de joyero) para quitar el brillo.           



                   Para una fácil identificación después de montado el buril, desgaste una pequeña porción de madera en forma plana en la parte posterior del mango de la bola y ponga una identificación, que puede ser el número del buril con una fresa pequeña..

            












            

            Mantenga siempre afilados sus buriles. Guárdelos protegidos en sus puntas si los va a poner en un cajón, involuntariamente podrían perforarle un dedo  al meter la mano. Clavados en un corcho es una buena solución para evitar accidentes.

            




     

    

                    Buril terminado de mango redondo (arriba) y uno sin preparar (abajo). La preparación de los buriles requiere tiempo, que compensará con creces el trabajo cuando use la herramienta preparada adecuadamente.

            


                             Los buriles de acero rápido (HSS), tienen un filo considerablemente más prolongado que los de acero al carbono. El costo del acero rápido es ligeramente más alto, pero vale la pena la inversión porque tendrá una duración más larga en el tiempo.




Escrito por: Alejandro Glade R.