Cuidado con los Incendios en su taller.

Cuidado con los incendios en su taller!
Tener un plan de incendios; pregunte a los bomberos para que le den consejos. Mantener los extintores adecuados alrededor y en buena forma. Obtener extintores de uso múltiple. Obtener manual de los fabricantes y leer todas las instrucciones cuidadosamente al menos tres veces. Revisar la seguridad contra incendios de vez en cuando.

Asegúrese de que sabe cómo utilizar un extintor correctamente, el barrido hacia la llama de ida y vuelta en la base del fuego con dos a tres metros de distancia. Tenemos que tomar en cuenta que el extintor sólo funcionará durante 15 a 20 segundos, por lo que tienen que estar seguro de lo que está haciendo. El extinguidor debe estar cerca de las salidas. Los extintores de polvo químico seco necesitan ser revisados por lo menos una vez al año.

Todos los tipos de extintores necesitan pruebas hidrostáticas averigüe cada cuanto le corresponde al suyo o hágalos revisar si están corroídos. Los extintores de incendios deben ser inspeccionados mensualmente y ser revisados bien una vez al año. También es muy bueno pedir información sobre estos sistemas de extinguidores a los bomberos,  ellos pueden hacerle una visita y aconsejarle sobre lo que usted necesita.

El cuidado al momento de fundir es muy importante
 Aquí doy algunos datos que usted debe considerar:

Mantenga los materiales combustibles, líquidos y ropa alejados de las cosas que se pueden prender de fuego.  Los focos de luz también pueden encender un fuego, fumar en el lugar de trabajo, las chispas no deben caer sobre materiales inflamables o disolventes, muchos químicos que se usan en talleres de joyería son inflamables como; el magnesio, titanio, zinc, calcio, sodio y potasio se consideran metales inflamables y sus polvos pueden ser particularmente peligrosos.

Para trabajar en el taller use ropa de algodón, lana, o ropa resistente al fuego.

Las áreas donde se utiliza el fuego y las llamas, como lugares de soldadura, deben estar adecuadamente aislados del resto, o adecuar el espacio al momento de soldar, use muros a prueba de incendios además de una ventilación adecuada.

Proteger los elementos del taller contra la proyección de chispas. Barreras para operaciones de soldadura y corte son esenciales.

No almacene materiales inflamables en el taller a menos que estén en latas de seguridad o recipientes aprobados. No almacene materiales inflamables en recipientes de combustibles. Evitar el llenado excesivo de los recipientes.

Asegúrese de que los contenedores metálicos están correctamente conectados a tierra al transferir líquidos inflamables, la estática eléctrica, se sabe que ha iniciado más de un incendio o explosión.

Asegúrese de que todo el cableado eléctrico está en buena forma y que está clasificado para la potencia que el sistema necesita. Asegúrese de tener paneles eléctricos, e interruptores, con interruptores diferenciales etc., fuera del lugar de trabajo. No bloquear el acceso al panel de interruptores  apilando cosas.

Mantenga pasadizos claros y evite el desorden. Almacenar productos químicos y materiales inflamables de forma segura, y lejos de chispas o llamas.

Cuidado con los polvos inflamables en los sistemas de aspiración, filtros y máquinas pulidoras. Limpiar las capuchas de vez en cuando.

La falta de refrigeración en motores tales como máquinas de pulido o ejes flexibles, deben de ser soplados y limpiados con aire a alta presión (usando protección para los ojos). Esto evita que el polvo que puede ser inflamable cause algún incendio desde su interior.

 Asegúrese de que sus extintores son correctos para el uso previsto y se han cargado apropiadamente en los tiempos que corresponden.




Escrito por: Alejandro Glade R.





Joyería retro a través de la posguerra para los anillos de compromiso.

Anillo compromiso con oro blanco central 1920 a 1930
 mas milgrano.
Al cierre de la década de 1930, con la guerra ya muy cerca,  el platino se reserva y se deja de usar por la guerra, el oro vuelve a surgir como el metal elegido para la joyería, incluyendo los anillos de compromiso. Algunos países prohibieron la fabricación de joyas por completo y en Gran Bretaña permitieron sólo los anillos de boda de 9 quilates con un peso que no excediera los dos pennyweights. Los anillos de piedras preciosas más grandes se hacían en materiales menos costosos y las gemas como los diamantes eran escasos, en su mayoría los diamantes se podían conseguir sacrificando joyas existentes.

Anillo de compromiso 1940 diseño Art Deco.
El final de la guerra permitió a la industria de la joyería que nuevamente  se abrieran las rutas de abastecimiento de piedras preciosas y los metales preciosos fueron liberados de las restricciones por la guerra. En 1947 “De Beers”, sacó un lema al mundo “Un diamante es para siempre” y así se consolidó al diamante como la piedra principal para los anillos de compromiso. Los hombres que regresan de la guerra estaban ansiosos por regresar a la normalidad y había bodas en abundancia. Desde Diamantes modestos se fueron usando para maximizar el brillo de sus presentes. Para las bodas eran populares el oro amarillo que se utilizó para su construcción, pero con la cabeza del anillo en oro blanco para para iluminar la piedra.

Anillo de mediados de siglo con dos tonos de oro
 mas diseño de bucles
Por la década de 1950 el negocio de la joyería estaba en pleno apogeo, una vez más. El platino estaba disponible y se pusieron todas las joyerías de blanco, el platino se puso nuevamente de moda.  La combinación del platino y los diamantes era irresistible en esa época, y los anillos de compromiso no fueron una excepción. Para el presupuesto más modesto se usó el oro blanco. Los diamantes comenzaron a lucirse de manera más prominente, y como central iba un diamante importante y un par más de piedras de buen gusto en su parte lateral, o también se hacían con una línea discreta de pequeños diamantitos. Los diamantes que iban engarzados en la grifa central eran a menudo grandes. Todos estos trabajos considerados Art Deco eran decorados además en su parte metálica con la técnica milgranos, y así pasaron a ser los famosos clásicos Art Deco.





Escrito por: Alejandro Glade R.











El derecho a las Artes



Durante muchos años, incluidos todos los años que hice clases de joyería, he tenido problemas para encontrar maneras de transmitir el significado del arte y su importancia. Un tema no menor para todo el que pretenda desarrollarse en la orfebrería como arte. Yo había llegado a creer que cuando los críticos y los maestros hablaban sobre el arte, sólo hablaban de lo que vemos en la superficie, las cuestiones formales de los diseños, la composición, los materiales, la técnica y la manera de desarrollarlo.

En mi búsqueda para desarrollar maneras significativas para justificar el arte, quería ir más allá de los aspectos invisibles y emocionales de lo que es el trabajo creativo. Esta sociedad necesita urgentemente desarrollar el arte, y siento que tenemos que ayudar encontrando formas para entender por qué el arte es tan importante para toda nuestra cultura, porque tenemos que llegar a  convertirla en una fuerza de curación y de crianza en nuestras vidas, el arte tiene muchas virtudes que el ser humano necesita.

Todavía somos adolescentes en términos de desarrollo cultural. Nuestros estados y gobiernos se centran más en otras cosas pensando que el arte no es prioritario. Los gobiernos poco incentivan la cultura de las artes, cuando está ahí es la base diaria de muchas comunidades. En ninguna constitución en el mundo podemos encontrar palabras que digan a cada hombre mujer y niño sobre el “derecho a las artes” porque el derecho a la educación es muy general. Nosotros, los que hemos  sido educados en liceos, colegios y universidades en los últimos 50 años no tenemos idea de cómo promover este aspecto de las artes, ya que nuestra educación incluye muy poco o casi nada estudios sobre la importancia del arte para la salud de la sociedad y la cultura. No hemos aprendido formas de expresar la importancia de las artes en la crianza de nuestros niños porque no somos sensibles al arte.

El arte es la última cosa considerada en la lista de productos de primera necesidad, donde están incluidos los alimentos, ropa y refugio; lectura, escritura y aritmética. En consecuencia, los artistas en este país son ciudadanos de segunda clase. Estamos perdiendo la lucha por integrar esto en el rodar de nuestra sociedad, ya que todavía tenemos que encontrar la manera de cómo desarrollar el arte de una manera convincente. Y nunca me voy a cansar de decir que el arte mejora la capacidad de las personas para ser educado, para vivir una vida más saludable, más emocional, para sentir como corresponde la autoestima, y ​​como resultado de ser seres humanos físicamente saludables y felices.

Todos sabemos que sin los sentidos del sonido, la vista, el tacto la vida sería mucho menos rica y sin significado. Voy a dar un ejemplo, muchas personas comienzan el día con un café servido en un vaso de papel o espuma de poliestireno, pero que pasa si lo tomamos en un vaso o taza de cerámica original y hecha a mano?... Si efectivamente el vaso plástico mantiene el café caliente más tiempo, pero en comparación con una taza de cerámica original hecha a mano, el café es otro, este tiene el calor de la textura, forma, tiene el carácter que el vaso plástico o desechable no tiene. El solo hecho de poseer un objeto hecho a mano nos comunica un mensaje importante y los sentidos reaccionan favorablemente.

La falta de arte original en la vida de cada hombre y mujer es un problema significativo. Las artes nos
nutren, nos dan y nos aportan, a las necesidades más que ninguna otra cosa. Debemos reconocer esto y encontrar la manera de comunicarlo a los demás.

Es difícil para la gente entender que el verdadero significado del arte es invisible. Esto es también nuestro problema. Los artistas y en este caso los orfebres, debemos ser capaces de transmitir la importancia de las artes a los demás de una manera que lo entiendan. Tenemos que enfocarlo de una manera diferente, para que el arte sea aceptada  principalmente por nuestra sociedad, tenemos que demostrar cómo el arte es necesario para nuestra vida cotidiana, para nuestras escuelas y nuestras comunidades. Debemos sembrar para llegar a la mayoría de nuestra sociedad. El arte debe ser visto y sentido en los hogares de todo el mundo, en las plazas, en los edificios, en las oficinas, en las escuelas, en los restaurantes, en los bancos, y no sólo en algunos edificios públicos. Creo que estamos cansados de ver  arte de monumentos que conmemoran guerras y acciones militares, con estatuas de hombres sosteniendo armas y montados a caballo, no digo que los supriman pero en paralelo también podríamos apreciar artes de otro tipo como. Me gustaría ver arte abstracto y esculturas que nos entreguen color, formas y texturas que den  más vida a nuestros entornos públicos!

En mis años de aprendizaje estando en la universidad estudiando sobre el arte, entendí y descubrí mi lado emocional hacia el arte en general. Ahora creo que es importante haber entendido cual era la importancia de esta alimentación especial para nuestro lado emocional. Las medidas que tomé en esta dirección sin duda enriquecieron mi vida.





Escrito por: Alejandro Glade R. 




Técnicas básicas para el aserrado

Corte usando el triangulo de la estaca de banco
La práctica de habilidades básicas como el uso de herramientas les permitirá a la larga, un mejor desempeño que irá mejorando siempre el nivel. El trabajo de la joyería requiere de estar muy entrenado para la reparación o la creación de piezas de joyería. El joyero debe realizar las habilidades básicas con precisión con el fin de crear un excelente trabajo, las  habilidades de un aserrado, limado, soldadura, pulido etc. Son de vital importancia en ser dominadas, por lo que en este artículo veremos lo que es el aserrado.

Dientes de hoja de sierra
hacia abajo
La sierra de joyero es una de las herramientas más utilizadas en el banco de un joyero. En las manos hábiles de un artesano, una sierra puede producir patrones complejos y líneas rectas o curvas muy precisas. También es una herramienta que se utiliza como desbastadora en pequeñas áreas inaccesibles por otras herramientas. Es muy importante para un joyero dominar la habilidad del aserrado para realizar trabajos de calidad. Esta es una habilidad que no es difícil. Sin embargo, requiere de bastante práctica para lograr la precisión y la mecánica correcta.

Para empezar a cortar, se debe colocar el metal en el eje de la mesa, sujetándolo firmemente; si el metal se desliza o se mueve la hoja de sierra se romperá.

La hoja estando bien puesta debe comenzar a cortar. Si no es así, compruebe la hoja. Puede ser tal vez el tamaño incorrecto de sierra, para el metal a cortar, o tal vez esté instalada al revés. Los dientes siempre deben apuntar hacia abajo, hacia el mango, para cortar el recorrido debe de ser descendente. Si los dientes están apuntando hacia arriba, retire la hoja y dele la vuelta.
Elección adecuada de la hoja
de Sierra con respecto
a la chapa de metal




La selección del tamaño de hoja, debe de ser al menos dos dientes que beben estar en contacto con el metal en todo momento como mínimo.

Se debe de aserrar con un ritmo constante hacia arriba y abajo lento y utilizando toda la longitud de la hoja. Esto le permitirá trabajar rápido y con mayor precisión. Trazos entrecortados y cortos al aserrar, resultan desiguales y podrían desgastar prematuramente  esa sección de la hoja de sierra, haciendo que se rompa. En la carrera descendente, un movimiento natural hacia adelante proporciona suficiente presión sobre la hoja para ir avanzando. Sin presión permite que los dientes simplemente raspen el metal, y el aserrado de esa manera no es eficaz.  Debe de hacerse con cuidado ya que también un exceso de presión hacia adelante o hacia abajo causará que la hoja se rompa.

La sierra trabaja o corta cuando va hacia abajo y liberamos la presión hacia adelante en la carrera de retorno hacia arriba. También una presión excesiva mientras desliza los dientes en la carrera ascendente puede causar que la hoja se deforme y los dientes se desgasten desigualmente.

Inclinación para cortes en dirección
 recta,  y verticalidad para
 hacer curvas.

La sierra siempre estará al frente de su cuerpo, en una dirección hacia delante, siguiendo el patrón deseado. Algunos joyeros mantienen la sierra en posición hacia delante y mueven el metal en vez de la sierra. Otros sostienen  el metal estable y mueven la sierra en la dirección deseada. Otros  emplean ambas técnicas dependiendo de la necesidad. Con la práctica, usted desarrollará el método que más le convenga y el que sea más natural para usted.

El aserrado es más eficiente cuando se permanece relajado. Si se tensan los músculos de la mano, del brazo o los hombros, nos causará fatiga y calambres. Además, que el aserrado no nos resultará satisfactorio. El brazo y el hombro deben estar sueltos y la mano debe de permanecer relajada. Si es necesario, ajustar la silla y mejorar la posición del cuerpo con el fin de estar cómodo y relajado mientras se hace el aserrado.

Siempre al cortar debemos estar viendo la línea del patrón. Debemos ir cortando tan cerca de la línea como sea posible, sin cortar sobre ella. Siempre es mejor dejar un pequeño espacio de metal, que se puede quitar a futuro, antes de cortar demasiado metal. Con el tiempo de experiencia, usted será capaz de cortar a lo largo de la línea sin hacer  limpiezas adicionales, hasta cuando ya haya terminado.

No deben de soplarse las virutas de metal que se acumulan, emplee una pequeña escobilla o pluma de ave.  La línea de corte debe de permanecer visible para que el corte sea preciso. Siempre se debe de trabajar con la bandeja del banco abierta sobre las piernas debajo del eje de la mesa. Esta bandeja acopiará las limaduras y partículas de metal  del trabajo de aserrado. Estos deben de recogerse, y acopiarlos para su recuperación y nuevo uso.
Haciendo trabajo de calado

El uso de un lubricante sobre la hoja de sierra es una buena medida al serrar,  ayudará a que el corte de los dientes a través del metal sea suave y a su vez impedirá que se empaste y se obstruyan los dientes. La protección con el lubricante reducirá la posibilidad de romper la hoja de sierra. Para lubricar la hoja de sierra emplearemos cera de abejas y si no podemos conseguir se puede usar cera de velas o estearina.

 El aserrado de una línea recta
Para aserrar una línea recta, incline la sierra hacia adelante ligeramente. A continuación, el corte ya realizado le ayudará a guiar la hoja naturalmente, y es más fácil para la vista de la línea recta a lo largo de la hoja.

El aserrado de curvas
Para aserrar curvas, se debe mantener la hoja perpendicular al metal, en ningún caso con inclinación porque romperemos la hoja antes de tiempo.

Para hacer un giro cerrado, se debe continuar con un buen ritmo hacia arriba y abajo sin ningún tipo de presión hacia adelante, se debe ir girando lentamente el metal, manteniendo el ritmo, del movimiento. En cada carrera descendente, haremos un pequeño corte que nos ayudará a llegar al punto en que tomaremos la nueva dirección.

Diferentes trabajos, formas y calados.
El mantenimiento de la hoja de sierra.
Las hojas de sierra se desgastan. Cuando los dientes ya no cortan incluso aplicando fuerza adicional, lo mejor es reemplazar la hoja. Ocurre que al ejercer presión adicional disminuye control de la sierra, por lo que no se gana nada con esta economía.

Es común que las hojas de sierra se rompan antes de que terminen por desgastarse, es una situación normal que no es desperdicio. Esto se puede evitar o al menos reducir al mínimo, con procedimientos de aserrado adecuados, y una buena lubricación. Las dos razones más comunes  para romper las hojas de sierra son: demasiada fuerza utilizada al aserrar, o pellizcar la madera  que hace que se nos tuerza o por un desajuste en el bastidor de la sierra.

Trabajo de dos piezas, calado sobre fondo cóncavo.

Las hojas de sierra rotas no deben botarse, estas siempre contienen atrapadas entre sus dientes partículas de oro, plata u otros metales usados en la joyería. Coloque todos los restos viejos de sierras en algún contenedor junto a otros elementos de pulido que irán el día de mañana a un refinado junto a la basura de taller. Al hacer un refinado podremos obtener una cierta cantidad de metales que ya dábamos por descartados.

El aserrado de una manera precisa es importante. Se ahorra tanto en metal como en tiempo. A través de estos procedimientos básicos y con un poco de práctica, se puede fácilmente dominar el arte de aserrar con una sierra de joyero, y comenzaremos a trabajar como un profesional.







Escrito por: Alejandro Glade R.














Los anillos huecos o de caja.


Parte de los conocimientos de un orfebre es saber hacer anillos huecos, estos son tips de ayuda para los que les interese aprender.

Los metales que se trabajan como oro, oro blanco, plata o platino, son metales que estando bien preparados en sus aleaciones, responden muy bien a las fuerzas, tenciones, calor etc.

Para la fabricación de anillos huecos, existe varios modelos… Como consejo les sugiero hacer plantillas en láminas de bronce, para  no perder los modelos a futuro cuando se tengan que repetir. Teniendo bien hechos los primeros diseños en papel, con respecto a los anchos y tamaños de dedo los pasaremos al metal para luego ser cortados.

No daré muchos detalles porque con los gráficos y fotos que expongo, queda bien explicado, se omitirá todo lo que corresponde a la preparación del material etc.


Todas las dimensiones están en mm.

Se hacen dos bandas o corbatas.

La banda interior está dimensionada a 57,8mm más pequeña que la banda exterior, que es de 64 mm estas pueden ser en forma de corbata o rectas. Lo importante es que la banda exterior es ligeramente mayor (en largo,) que la interior.

La banda interior se unirá soldándola,  para luego poner la banda externa, de manera que después se unen las 2 bandas, la interior y la externa., para luego recortar y limar. Después de este proceso  le quedará un cuadrado superior más o menos de 1,2 a 1,4 centímetros. Las planchas a trabajar debe ser mínimo de 2 milímetros de espesor. Si desea ajustar el tamaño del anillo puede modificar la banda o argolla interior.

Hacer dibujo en metal de 2mm mínimo



Los dibujos iniciales en el metal.

La superficie de la lámina se ha marcado con punta de acero antes de hacer la disposición de las líneas más fáciles de ver.





Cortar las formas con sierra de joyero
Cortar las formas con sierra.

Se usa una hoja de sierra 3/0 , para cortar las formas. También se puede usar una tijera para el corte, pero tendrá que corregir bastante más con la lima. Siempre es preferible trabajar con piezas bien perfectas desde un comienzo, de lo contrario se ira incrementando el tiempo en el trabajo.

El siguiente paso es cuadrar los extremos de la pieza como banda interior más pequeña para la preparación para la soldadura. Debe quedar perfecto sin espacios. Las partes se curvan y se acercan lo suficiente para hacer la soldadura en esta unión. Las dos partes que se encuentran deben de estar perfectamente limpias para la soldadura.  Soldar con soldadura dura
 .
Soldar con soldadura dura argolla interior
Soldar la argolla o banda interna

Después de la soldadura de la banda se redondea usando el mandril. Si se utiliza un mandril cónico cuidado, se debe trabajar con delicadeza para no romper la soldadura ni distorsionar la banda o argolla.

 Usando de nuevo el mandril se le da la curva a la pieza exterior, que debe quedar totalmente apoyada en la pieza interior. Se ajustan bien las dos piezas y se procede a soldar y unir las dos piezas, con una soldadura un poco más blanda que la usada en la argolla interior. Dejar igual que en las fotografías.

Soldar banda interior con exterior


Soldar interior y banda externa

Use ​​alambre de amarra para asegurar el ajuste entre las dos piezas o bandas y use las soldaduras indicadas. Para la soldadura 2 no es necesario que sea una unión al 100% de soldadura. Una buena adherencia será suficiente. Más adelante será necesario asegurar una buena unión entre las dos piezas.



Soldar primera cara lateral
Soldar la primera cara lateral.

Las dos bandas deben estar absolutamente planas y las dos en el mismo plano de modo que no haya huecos cuando esté sobre la plancha. 
La pieza debe de quedar perfectamente acoplada por medio de la lija esmeril (180). Coloqué todos los trozitos de soldadura fuerte sobre la superficie por la parte interior de la forma y sobre la lámina, más o menos con la forma. 

Si las piezas a unir están perfectamente limpias no tendrá ninguna dificultad, la soldadura correrá perfectamente por toda la pieza, si le falta soldadura repita la operación.

Cortar y eliminar los excesos de metal,
y soldar tapa superior

Cortar y limar los excesos de metal.

Con la sierra de joyero 3/0 cortaremos el exceso para luego limar levemente.

A continuación después de soldar el primer costado, se soldará la tapa superior con un agujero central (por los gases que producen presión) y se volverá a emparejar con la lija para la siguiente soldadura de la última tapa o segunda cara.



Soldar la segunda cara



Soldar la segunda cara.

La colocación de la soldadura, la volveremos a hacer por el interior de la pieza y sobre la lámina, la soldadura se hace de la misma forma que la cara anterior, con la soldadura más blanda de todas.





Terminar con la obra gruesa limpiando con limas y lijas



Obra gruesa final… limpiar.

Después que están todos los pasos de soldadura completos, se retira todo el metal sobrante. Se debe tener cuidado al limpiar la pieza, no desgastando demasiado.







Variante  anillo hueco cuadrado




El resultado final.

Será la inspiración de ustedes la terminación que le van a dar, puede ser con varias piedras, una central, cuadrada, o algún grabado o porque no, una combinación de cosas. Es un proyecto muy entretenido para hacer en cualquier tipo de metal precioso.








A continuación les dejo otros gráficos que los pueden usar como variantes para fabricar anillos huecos.




Escrito por: Alejandro Glade R.













La orfebrería de oriente antiguo.

Joyas de tumba de Ur.

Joyas de tumba de Ur.


Las piezas de orfebrería Caldeas son raras, han sido encontradas en las tumbas de Ur, algunos objetos datan de tres milenios de antigüedad, obras que han sido suficientes para ilustrarnos con respecto a los orfebres de aquel antiguo país. 


Joyas, amuletos, aros, anillos de oro con incrustaciones de piedras, más copas y vasos finamente decorados. 


Otros objetos curiosos de esa época son las cabezas de animales fundidas, y martilladas sobre una masa de betún en vez de la clásica pegatina usada por los cinceladores hasta la actualidad. 




En algunos casos estas cabezas se aplicaban y las repujaban sobre modelos de madera esculpida las que se adaptaban a todos sus detalles. Una hermosa cabeza de bisonte, ejecutada por este último procedimiento, se conserva en el Museo Británico.






Vaso de plata.









El vaso de plata  de Eutemena muestra la perfección del cincelado y del grabado digno de los egipcios.


También el pueblo hebreo, que fuera tan poco artista, haya aprendido de aquellos, el arte de la orfebrería, así lo demuestra alguna obra notable que ha subsistido. Lamentablemente no nos ha sido posible apreciar el valor artístico y técnico de estos trabajos, pero las descripciones minuciosas que de alguno de ellos encontramos en los libros sagrados, les han dado una celebridad que no poseen muchas obras que se han conservado hasta nosotros, y de aquí el interés desde el punto de vista ético, es sin duda superior. 
Recreación de Arca de la Alianza

El becerro de oro, probable reminiscencia del buey Apis, que Aarón erigió con el oro de los anillos que los israelitas llevaban en las orejas, seguramente fue hecho con una forma de madera recubierta de hojas de metal martilladas y cinceladas, procedimiento que había sido familiar a los fenicios. Uno no se explica cómo Moisés pudo quemarlo y convertirlo en polvo. (La biblia es muy escueta en los detalles de orden técnico, en muchos de aquellos detalles que a nosotros, hombres de este siglo XXI, y por consecuencia de nuestra propia civilización nos interesa)

Representación para el cine de becerro de oro


Detalles extremadamente precisos nos han sido dados en el libro del Éxodo, referente a los trabajos que fueron ejecutados por el mandamiento del Todopoderoso para el Tabernáculo, el Arca de la Alianza, y el mobiliario del culto. El historiador Josefo nos explica que antes de la destrucción de Jerusalén se guardaban en el templo más de ocho mil talentos de oro elaborado, o sea alrededor de doscientos mil kilos, lo que no deja de sorprender aun teniendo en cuenta la parte de exageración que pudiera haber en aquella afirmación. De todos modos, nos da una idea de la profusión  con que los metales preciosos eran empleados, pro fusión que parece fabulosa, pero que están confirmados por tan numerosos testimonios.

Rey Sapor II durante la caza.
En Asiria, en Persia, los tesoros de orfebrería de los soberanos rivalizaban por su opulencia. El arte sasánida del imperio sasánida nos ha legado numerosos objetos de orfebrería, principalmente copas decoradas con bajorrelieves. El Gabinete de Medallas posee una muy bella en plata, en la que se representa al rey Sapor II durante la caza.

Los orfebres fenicios gozaban de una gran reputación, por su calidad y gran originalidad de sus trabajos. Pueblos  de comerciantes sutiles y en constante relación  con sus vecinos, movían todas sus influencias, agudos y agradables con sus clientes a los que les ofrecían mercaderías conforme a sus gustos y a sus costumbres. Su producción, que a veces poseía irrefutables calidades técnicas, como es el caso del bello pectoral de oro de Bythos existente en el Museo del Louvre, a menudo tenía el carácter de una fabricación en serie para la exportación.

Algunas veces las piezas de este último tipo no son más que réplicas de obras egipcias, asirias y caldeas.



Escrito por: Alejandro Glade R.









Primeros orfebres y sus reglamentaciones.


El valor de los metales preciosos y la necesidad de conocer la cantidad exacta que estos metales contienen, con el fin de determinar los precios, las facilidades de fraude que desde tiempos remotos ocurrieron con los metales preciosos, motivaron una reglamentación que se ha ido mejorando y regulando a través de los años.

Orfebre y aprendiz
Los primeros orfebres favorecidos con estas nuevas reglamentaciones fueron los parisinos,  esto ocurre en el siglo XI cuando Carlos el Calvo crea las primeras asociaciones de oficios. Fueron reglamentaciones hechas por tradición oral, semejantes a las que se habían conocido en Roma.

Durante años la orfebrería se practicaba en talleres monásticos, y desde allí fueron transmitidas las reglas y fórmulas de los oficios, estas fueron transmitidas mediante la famosa obra del  monje Teófilo. Llegó el siglo XII y se configuraron las corporaciones dentro de las comunidades y la burguesía.

La creación de estas corporaciones que en ese entonces les decían “comunidades de los oficios”, se establecen como un nuevo orden social entre el clero y los nobles, una nueva clase de artesanos que tuvo acceso  a la riqueza y al poder, todo esto favorece a la orfebrería adquiriendo buena clientela y lo que hace que se recluten nuevos artesanos, proceso en que se verá crecer la orfebrería civil poco a poco, así como la orfebrería religiosa disminuirá progresivamente.

La orfebrería en estos comienzos ocupa un lugar importante, como a los “oficios peligrosos”, en  que el fraude podía tener consecuencias graves y peligrosas para el público. Las reglamentaciones sobre las aleaciones fueron objeto de ordenanzas cada vez más rigurosas.
Etienne Boileau, prevoste de Paris.

El año 1268, por orden de San Luis, el prevoste de los mercaderes de París, Etienne Boileau, registra en el “libro de los Oficios”, doce artículos que son los que rigen a la comunidad de los orfebres. En ese entonces los oficios estaban divididos en seis grupos; la orfebrería formaba parte del sexto, con los rosarieros, los cristaleros, los batidores de oro en hilo y en hoja, y los tallistas imagineros. Los artículos II y III de los estatutos del libro de los Oficios fijaban el tipo de metales que se emplean. 

Este decía que los metales serían solo los contemplados con el oro de acuerdo con el toque a la piedra de París, y la plata tenía que ser tan buena como los esterlinos o sterlings, moneda inglesa que circulaba en Francia. Los artículos IV y V reglamentaban las condiciones del aprendizaje. Los maestros orfebres no podían tomar más que un solo aprendiz extraño a su familia o a la de su mujer, en cambio, el número de los de la categoría familiar no era limitado, por lo que la profesión pasó a ser hereditaria. El aprendizaje duraba diez años y el trabajo nocturno estaba prohibido, salvo para cumplir con los encargos del rey, de la familia real y del obispo. Las tiendas tenían que cerrar los domingos y festivos, una sola tienda podía estar abierta y tenía que turnarse con las demás. Un porcentaje de las ganancias de los días festivos tenía que ir a incrementar el “dinero de Dios” dinero que se regalaba en comida a los indigentes los días de las Pascuas.

Durante cinco siglos se mantuvo este sistema de organizaciones corporativas con las que los orfebres nunca tuvieron quejas por olvido de parte de los legisladores.

Grabado, antiguos talleres (corporaciones) s.XII

** A principios del siglo XV, los orfebres pasaron a pertenecer  a la jurisdicción de la Corte de la Moneda.

** Luis XII ordenó aplicar a las piezas en su fase de ensayo un contra-punzón, especie de cuño o contraste como le llamaríamos hoy, también se tenía que declarar todo lo vendido.

** Francisco I, fijó el precio del oro y fijó su ley en veintidós quilates.



Corporaciones s.XII



** Enrique II prohibió a los orfebres trabajar la plata en leyes inferiores a las novecientas veinte milésimas, y el oro a veintidós quilates.


** Enrique III estableció el derecho de control por medio de un censo de los objetos de metal precioso, pagable al autorizar el punzón.

** En 1612, una ordenanza de Luis XIII limitó a trescientos el número de los orfebres de Paris, prohibiendo la entrada en los talleres de nuevos aprendices durante diez años.

** Luis XIV estableció para los metales preciosos el derecho de marca, que también se llamaba derecho de garantía.





A estas alturas el orfebre era todo un personaje, funcionario público que ejercía un cargo oficial semejante al de los oficiales ministeriales, notarios o abogados de nuestros días. Estos orfebres eran nombrados por una proposición de la corporación y un derecho de la Corte de la Moneda. Esta reglamentación estuvo en vigor en sus puntos esenciales hasta la Revolución Francesa.

Antiguo taller, de forja.
Consagración de Luis XIII de Francia,
medalla de oro por Nicolás Briot,
Francia, con fecha de 1610

Esta corporación de orfebres fue suprimida el año 1791, junto con otras tantas corporaciones de la
sociedad francesa. La corporación de los orfebres fue reestablecida después de su abolición para continuar precariamente hasta la promulgación de la ley de brumario que reorganizó la profesión acentuando la opresión del Estado, sin dejar subsistir nada de lo que había subsistido durante seis siglos sobre el valor profesional de los orfebres y del oficio.


Durante todos estos años se fueron perfeccionando los punzones o cuños, adquiriendo escalafones y valores. Elemento que servía para firmar las piezas, certificar las buenas aleaciones, atestiguaban el pago de los derechos, determinaban el estilo del autor, la época aproximada y lugar de fabricación. (Sobre este tema de los punzones, existe muchos libros y de altísimo costo, que nos muestran los estudios de estos). Estos punzones o cuños, se clasificaron en tres categorías; punzones de maestro, punzones de la comunidad y punzones de marca.

Anillo fabricado en la época
de las corporaciones





Hoy en día existe muchos orfebres que usan punzones propios y personales, que están destinados a dar la marca del fabricante, la ley del metal, fecha y lugar de fabricación.













Escrito por: Alejandro Glade R.










La introducción de las máquinas en la orfebrería.


Máquina de cortar formas

Con aumento de los medios mecánicos de fabricación, incorporadas para obtener una producción rápida, económica y abundante. Inglaterra fue de los primeros países y luego Francia, en fabricar joyería chapada de plata.

Francia para la primera mitad del siglo XIX proveía en gran cantidad a la mayoría de las casas burguesas.



El hijo de Jean-Baptiste-Claude Odiot, Charles Nicolas Odiot, orfebre  francés, trajo de Inglaterra, máquinas pesadas para procedimientos de fabricación los que Francia adoptó rápidamente. La desgracia fue que sin tradiciones, sin directivas, perdidos en medio de la confusión reinante en el arte decorativo, los jefes de industria no sabían a quién dirigirse para pedirles modelos que luego sus máquinas debían reproducir por centenares.




Máquina para fabricar cadenas
Esta difícil cuestión de las relaciones entre los artistas y los fabricantes dominará toda la historia de las artes decorativas durante un siglo.

Uno de los que intentó desde un principio, y con mayor éxito, fue el orfebre  Charles Christofle.


El emperador Napoleón III, habiéndole encomendado su servicio de orfebrería para la mesa destinado a las recepciones oficiales, llama a colaborar con él en este gran conjunto a la mayor parte de los escultores y de los artistas especializados en los trabajos de arte aplicado.

Dicho servicio de mesa estaba compuesto por quince piezas principales y más de mil doscientas piezas accesorias que, fueron ejecutadas en un metal plateado, y quedaron destruidas o muy deterioradas durante el incendio de las Tullerías en 1871. Algunas de ellas, encontradas entre los escombros y restauradas luego, ahora pertenecen al Museo de las artes decorativas.

Pino brochet de plata para carnes, Charles Christofle.






Puede reprochárseles, lo mismo que a un servicio de la emperatriz ejecutado  por el mismo orfebre según dibujo del arquitecto Rossígneux, una muy exquisita ornamentación, común en las obras del Segundo Imperio. Sin embargo, las reminisencias de los estilos antiguos no se dejaban sentir, y la intervención de elementos florales muy libremente interpretados les da una verdadera originalidad.

Sopera de Plata,  Charles Christofle 1890







Algunos artistas originales, como los hermanos Fanniére que creaban y realizaban personalmente sus obras, representan todavía el tipo de los maestros de otros tiempos.

La habilidad manual llevada al extremo no faltaba en los talleres, pero la exuberancia del romanticismo se había marchitado, y había sido reemplazada por una pobreza de invención penosa y molesta.

Juego individual de servicio, Christofle










Escrito por: Alejandro Glade R.